TENSIÓMETRO AGRÍCOLA

El tensiómetro agrícola es un sensor utilizado en la agricultura para medir el esfuerzo que las raíces deben realizar para extraer la humedad del suelo.

Un tensiómetro agrícola consta de 3 partes:

  • un cilindro hueco
  • una cápsula porosa
  • y un vacuómetro, que nos permite conocer la tensión en el interior del cilindro

El tensiómetro agrícola favorece el ahorro de agua. Para entender cómo nos permite este ahorro, podemos comparar el humedecer el suelo con la absorción de agua por parte de una esponja. La esponja solo retiene una cantidad de agua, absorbiéndola en pocos segundos. Si la colocamos bajo un grifo durante una hora no conseguiremos que absorba más agua o que mantenga este agua durante más tiempo. Algo similar sucede con los suelos. Aunque los suelos tardan más en absorber el agua, funcionan bajo el mismo principio. Cualquier exceso de agua que se aplique se desperdicia por filtración o por evaporación.

Probablemente el mayor ahorro en agua obtenido gracias a los tensiómetros agrícolas proviene del ahorro de riegos innecesarios o excesivos. Muchos agricultores descubren que habían estado regando en exceso ciertas zonas, mientras que en otras no habían regado lo suficiente. La corrección de estas situaciones da como resultado un ahorro de agua sorprendente.

 

QUIERO INFORMACIÓN

Cómo interpretar los datos del tensiómetro

Con Maher APP podemos registrar las lecturas procedentes de los sensores y visualizarlos de forma muy intuitiva. Además, con Ferti 8000 y Ciclón, podemos realizar programaciones de riego a demanda en función del valor registrado por el tensiómetro.

El tensiómetro agrícola funciona lleno de agua. Al introducir la parte cerámica a la profundidad a la que queramos realizar la medición, el agua del interior del cilindro será captada por el suelo generando una succión en el interior del cilindro que es medida por el vacuómetro. La presión medida por el vacuómetro es la que debe salvar la raíz para captar el agua del suelo.

El indicador del tensiómetro está graduado de 0 a 100, donde cada unidad representa una centésima de atmósfera. La unidad de medida son centibares o kilo pascales.

  • Valores cercanos a cero indican suelos saturados. Estos valores se suelen dar tras períodos de lluvias intensas o tras un riego.
  • Entre 10 y 20 centibares indica que estamos en capacidad de campo del suelo. Cuando alcancemos el nivel de agotamiento permisible debemos aplicar un riego. Va a depender del tipo de suelo:
    • Suelos arenosos: este valor se encuentra entre 20 y 30 centibares
    • En suelos francos: entre 30 y 50
    • Suelos arcillosos: entre 50 y 70 Centibares
    • Valores mayores índican escasez hídrica
  • A la hora de aplicar los riegos debemos tener en cuenta en qué fase se encuentra el cultivo. Por ejemplo, cuando la planta no posee fruto puede tener una mayor falta de agua que durante el cuaje o la fase de engorde. Se recomienda el asesoramiento de un agrónomo para un correcto uso.

Mantenimiento del tensiómetro agrícola

  • Cambiar el agua del depósito y alguicida a medida que se consuma.
  • Expulsar las posibles burbujas usando la membrana de la parte inferior del vacuómetro.
  • Almacenaje correcto del tensiómetro cuando no se esté utilizando. Para un almacenaje temporal de algunas semanas se recomienda limpiar el exterior de la punta cerámica con toalla húmeda y sumergirla en un cubo con agua destilada.

También te recomendamos…